No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.(Marcus Fabis Quintiliano)

Buff!

| 2.10.10

A veces me preguntaba de dónde sacaba fuerzas para pasar el mal trago que bebo cada día sí y cada día no, desde hace unos meses.
Acudían a mi cabeza la palabra: hijo, amigos/hermanos, compañeros de diferentes trabajos, cariño e intimidad de la persona que tengo más al lado, un ateismo creyente en el CRisto de la Catedral y la presencia de los hermanos Marx, Gila y Tip y Coll en mi vida de la mano de: Ch.Seward, L.Casal, Berhard y Bacon.

Pero esta mañana me doy cuenta, que el extraordinario acicate al aguante se lo debo a la técnica.

No son las pulseras del equilibrio energético, ni son los pendientes de amatistas, no son los zapatos que procuran un balanceo de la columna y relajación a todos los niveles musculares y espirituales, es....mi: ASUS F5 Entertainment System, que acabo de patear en el suelo, tras ponerle una bolsa de plástico alrededor de su cabeza, introdicirlo en la taza del retrete, tras insultarle una y otra vez y cambiarle la toma de la corriente eléctrica enchufándolo y desenchufándolo a toda potencia.

Luego he pensado más seriamente lo que había hecho, y me ha recorrido una especie de descarga eléctrica:
" Pero si no vivo en ningún cuartelillo,no soy la prima de Rubalcaba ¿qué me pasa? "

He recordado, que la tienda donde lo compré es de un hermano, de un conocido que pasó recientemente por la Audiencia Nacional, y he respirado tranquila.

La legalidad me apoya.
Buff!

4 comentarios:

Io dijo...

¡Ufff!!

Comentas sobre dolencias autoinmunes pero no hablas tanto de los procesos autorreconstituyentes organo-3 inorganicoléicos, que haberlos haylos. Tú, por ejemplo, eres puro Sonianato de aquí-estoy-yo.

Mucho viento en la calle, este domingo, para salir a pasear; pueden salir volando hasta las buenas ideas.

:-)

Iratxe Molinuevo dijo...

Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. 
14:17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. 
14:18 Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses. 
14:19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. 
14:20 Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. 
14:21 Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. 
14:22 Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. 
14:23 Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y invítalos a entrar, para que se llene mi casa. 
14:24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena. 

Cuenta conmigo, Sonia. Para lo que necesites. No creo en esta sociedad y su tiempo y su reloj y sus excusas ¡cuánto importante nos perdemos en el que camino!. Llevo escuchando historias estos días, viendo unos y otros pasar, silencio, miles de razones, vacíos, gente que se valora por tanto que hace y controla... y yo, me conoces, sigo con lo mío: lo que no tenga que ver con personas en mi lista de "pendiente" queda en último lugar. Te quiero mucho y estoy contigo. Probaré a llamarte de nuevo, pero piensa que todos los días te levantas a mi misma hora y te llevo. Muxu handia.

Kanif dijo...

¡Ánimo Sonia! Conserva el humor y la mala leche! ¡La vida no es seria! ¡Yo incluso he aprendido a reírme sintiéndome mal! Dicen que el canta su mal espanta.
Un abrazo muy fuerte.

Io dijo...

Leo a Kanif y me hace sonreir hasta a las puertas de otro 5 de octubre.

Va de comas, Kanif, va de comas.

"El que canta, su mal espanta."

"El que canta su mal, espanta."

O dando una cambiada:

"El que canta mal, espanta hasta a los mosquitos."

Saludos.