No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.(Marcus Fabis Quintiliano)

Belén y Truman

| 9.10.10


Ayer me di cuenta del desgraciado fenómeno Belén Esteban.
Me vino a la memoria el personaje de la estupenda película: "El Show de TRuman", donde el actor Jim Carrey ,interpretaba a un hombre que era filmado las 24 horas del día en un show, que era su propia vida, sin él saberlo.
Belén Esteban, la pobre Belén Esteban,lo sabe pero vive el mismo fenómeno. Su vida se nos muestra en un show, del que ávidos participamos, hoy toca a su hija, mañana a su ex-compañero, pasado se separa, al otro vuelve con su marido...
Ahora, todo se para, se hacen audiencias millonarias la causa: su marido le puso los cuernos.
Todos pendientes de su reacción, porque su vida ya nos pertenece, entre anuncio de lavavajillas y compañía de teléfono, vivimos y bebemos la vida de esta mujer para quizá olvidar la nuestra, que por sabida ignoramos.
!Qué desgraciada mujer, que desgraciados todos!

7 comentarios:

Kanif dijo...

No he visto en la tele ni un solo minuto ese espectáculo que he oído está dando Belén Esteban. Confieso, eso sí, que he visto en Internet un trozo de un vídeo en el que mostraba su incultura.
No me siento desgraciado ni culpable ni responsable ni nada por el estilo. Y ni siquiera creo que eso sea una muestra de que la sociedad esté empeorando. Siempre habrá banalidades de ese estilo.
Si acaso me apena pensar cómo terminará ella cuando pase de moda, que lo hará.

Mikel Azkorra Larrondo dijo...

Pues si por mí fuera esta mujer se dedicaría a limpiar escaleras o a la abogacía (por decir dos profesiones) porque no dedico ni medio minuto a semejante fenómeno.

Lo reconozco, he exagerado, no llega ni a los cinco segundos.

Txolarte dijo...

Supongo que el minuto de gloria, debe de ser algo atractivo, cuando los mineros Chilenos en vez de salir reivindicando unas condiciones de trabajo más humanas, acabarán envueltos en la gloria de su desgracia.
Si ese minuto, se alarga en el tiempo, con el convencimiento de que eres un gran personaje, aunque sabes que el mar tiene la profundidad de un estanque y el horizonte es una bóveda de plástico, es que estás realizando el sueño de miles o millones de personas.
Espero, que cuando acaricie mi minuto, solo sea una emoción inevitable que me permita seguir pensando.

Iratxe Molinuevo dijo...

Realidad? Cuál ésta de la red? La del día a día y el cartón piedra de cariño interesado? Las miles de necesidades tan urgentes e imprescindibles? Ni con cientos de cámaras enfocando se captaría todo el paripé, egoísmo y mentira que sumamos.Qué realidad más pobre, bien dicho sonia... La de todos.

sonia dijo...

Sí, es bien pobre esta realidad.

Quizá através del espejo que se produce, con estos estereotipos de relaciones humanas atrevés de Belén y otros como ella, sea desarrollar el voyerismo, un nuevo tipo de voyerismo que no tiene que ver con aquel del que hablaban los psicoanalistas vieneses, este voyerismo de hoy produce una especie de amansamiento, y adocenamiento mental, con dependencia atroz y me imagino que secreción de neurotrasmisores múltiples.
Pero ¿por qué este fenómeno se da ahora, por qué millones de personas estan pendientes de si Belén se separa o perdona?

Me imagino que sociólogos y filósofos estudian las causas y formas de darse este fenómeno, a mí, en mi modesta opinión me parece que es porque en nuestras vidas hemos perdido hace tiempo el diáologo, la comunicación y el "vivir de escalera" "vivir en el barrio" y sobre todo hemos perdido la comunicación y la red que dan las familias.

Buscamos en Belén a la hermana, la conocida, la vecina del 2º, ganamos en velocidad eso sí...no sé cuántos megas, perdemos en humanidad, ganamos en Ciencia y razón, perdemos en sentimientos y calor...creo que estamos ya viendo el cambio en las relaciones humanas:
guerras espectáculos, vidas vacías que se sustentan en vacaciones a países cuanto más lejos mejor, aprendizaje de idiomas que nunca usaremos (¿para qué aprender un idioma que se va a utilizar?) el Chino, por ejemplo....

Si alguién mantiene, y procura de desarrollaar su parcela de humanidad, de bondad es un afortunado.
¿por qué no darán Premio NObel de Bondad ¿verdad Moli?...

Besos.

Iratxe Molinuevo dijo...

Besos. Quizás porque las carcajadas se oirían hasta la otra punta del planeta y más allá, porque esa bondad no recogería galardones ni pisaría alfonbras rojas, porque ya habría alguien con la sospecha fundada de tongo o quien encontraría suficiente imperfección para no mirar más allá o quien vería delante razón sinequanum para, de nuevo, como miles de veces le ha ocurrido, perder oportunidades bien armado el corazón después de tantos paseos a pecho descubierto, porque la incomodidad de sus discursos y lo insultante de su vida achicaría a muchos sentados en los asientos...La bondad tiene muchas razones en contra pero a mi me convence en miles de gestos que nunca llegarán a Nobel ni siquiera a ser conocidos por el barrio, mirarlos, vivirlos, sentirlo y sentirme, perder mi tiempo en ellos, me hace afortunada.
Más besos que te acompañen la semana.

Iratxe Molinuevo dijo...

ah! se me olvidaba, Sonia. A la entrada como gorilas de discoteca y también a veces escondidos en la niebla: celos, envidia, miedo y prepotencia. No, no puede haber Nobel para la Bondad, no cruzaría ni la entrada. te copio para terminar... más o menos.