No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.(Marcus Fabis Quintiliano)

Unas viñetas para la reflexión

| 5.11.08


Hola cuadrilla:
pues eso, lo que digo en el título. Buscando viñetas para trabajar con los alumnos me he encontrado esta de faro ( en la imagen teneis su link ) que me parece muy, muy bueno. Las viñetas diarias son muy recomendables. No me direis que esta no tiene un puntazo. Que aquí alguien estará pasando sin muchos apuros la crisis

NaCl u2 Yo!

Bueno, y os dejo otra en la que puede que algunos nos veamos reflejados, no? Al menos ya sabemos como nos ven algunos catalanes ;-)

10 comentarios:

kanif dijo...

¡Tu quieres un enfrentamiento entre Cataluña y Euskadi, ¿eh Goyo? ¡Es eso! Ja ja ja ja

sonia dijo...

Mi abuela decía:" el que roba a un ladrón, tiene 1000 años de bendición".
Los catalanes no tienen abuela.

kanif dijo...

Mi abuela decía "cien años de perdón"
Marieta, ¿a que tenéis abuelas?

Fleya dijo...

¡Halaaaa! Lo de los catalanes me parece una sobrada.
Si aquí se llevara una política lingüística la mitad de avanzada que la suya, ya estarían llamando sacar los tanques a la calle.
Y en cuanto a lo del cupo, a ellos se les ofreció en su momento, y lo rechazaron, por la mala imagen que le daría a la Generalitat tocar el bolsillo ciudadano. Ahora, visto lo visto, se apuntan al carro. Y ni siquiera se pueden apoyar en los derechos históricos que aquí se invocaron. Lo reclaman porque sí.
¿Quién asoma el morro y se lleva las tortas, y quién va a remolque y aprovecha el tirón?

javi dijo...

Yo lo que se, es que el Gobierno Vasco ha conseguido una frecuencia de banda ancha, y todo lo que conlleva esto.

Moli dijo...

Seguro, Goyo, que la primera viñeta te va a dar mucho juego. Gracias. ¿Nos contarás?.

Marieta dijo...

Los estereotipos que tildan a vascos de violentos, a andaluces de viva la virgen, a catalanes de tacaños, y así un largo etcétera, me resultan muy desagradables, y no hace falta que insista en los múltiples ejemplos que a todos nos sublevan de indecentes campañas del nacionalismo español que utilizan esos estereotipos para justificar la negación de derechos.
Que Pujol en su día se negara a adoptar el concierto económico y lo calificara de “antigualla” (así fue), no creo yo que pueda reprocharse a nadie más que a CIU, ni que implique que la Generalitat actual no pueda reclamar al gobierno central lo que le corresponde.
Sabemos bien que aunque los pueblos voten a sus gobiernos, no se les puede identificar con las políticas que éstos hacen sin riesgo de cometer errores importantes, me parece importante aclarar de quién hablamos y no generalizar incluyendo a todo el mundo, porque lo que las oligarquías vascas, catalanas o cántabras hagan para forrarse no tiene nada que ver con los apuros que pasamos la mayoría de la gente aquí y allá para poder llegar a fin de mes. He echado a faltar ese matiz en el comentario de Fleya, si no, no lo entiendo.
Petonets

balen dijo...

Imaginaos que donde pone vasco o catalán, pusiera negro o moro.
¿Ningún fiscal tomaría cartas en el asunto? ¿Ningún 'gobierno' regional haría lo propio?

Más abrazos.

sonia dijo...

Sí Balen, es como si se pudiera bromear entre "poderosos".
Los marginados a nivel del poder, económico sobre todo, no entran en la capacidad cómica.
Es como nosostros, podemos hacer bromas con la crisis, esto o lo otro, pero como mañana tenemos para comer...pues no pasa nada, no salimos a la calle a pegar dentelladas.
Porque los que estan debajo, ni viven ni sienten, ni cortan ni pinchan.
Bromas de poderosos.
Abrazos

Triceratops dijo...

Como a mí nunca me ha robado la cartera un vasco ni nunca me ha pagado el dentista un catalán, pues no sabe no contesta (yo tampoco he robado a un catalan ni he pagado el dentista del hijo de un vasco).

Si tengo que decir que tanto los vascos como los catalanes con los que me relaciono son gente cojonuda, con sus peculiaridades, pero cojonuda. Seguro que ellos también piensan que este castellano leones (juer lo que me fastidia lo de castellano, "llion solu") también tiene sus peculiaridades, por tenerlas las tenemos todos. Pero si hasta se nota la diferencia entre gente de pueblos separados por dos kilómetros.
Vivan las peculiaridades, vivan las diferencias, fuera los estereotipos que yo también estoy cansado de ser torero, comer siempre paella y bailar flamenco.

Un saludo