No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.(Marcus Fabis Quintiliano)

LA TRIBU DE LOS NARICES LARGAS

| 4.11.08

LA TRIBU DE LOS NARICES LARGAS



A ver ¿¿ Que es mentir ¿?.
.- “ Mentir es no decir la verdad con intención de engañar “. Contestaba con sonatina.
Este es uno de los recuerdos de mi infancia.
Una definición a la que daba y daba vueltas. ¿¿ que importa con o sin intención de engañar ¿?. Simplemente si no digo la verdad, ya estoy mintiendo y punto.
Pero no, mas tarde aprecias que a veces no dices la verdad, por simple desconocimiento o arrogante chulería, y entonces no eres mentiroso, eres un repelente pedante, pero no juegas con el engaño.
Me quedé tranquilo ……., sobre todo porque me liberaba de dos terribles efectos del mentir, uno era que me crecería la nariz como a Pinocho, y otro que al ser un pecado venial, se me castigaría con el purgatorio, y lo mas horroroso era que a la tercera se transforma en pecado mortal y entonces iría a la eterna tortura del fuego del infierno, o sea, como en los partidos del colegio, al tercer corner, penalti, ¡¡ Que alivio ¡!, y encima
conservo mi esbelto apéndice nasal.
Pero claro, la vida sigue y sigue, gira y gira, como los meandros del río, el cual, cercano al nacimiento lleva un caudal transparente, puro y cristalino, y que en su curso se alimenta de afluentes, y forma cataratas, deltas ….……., pero ………y se llena de deshechos e impurezas, y es que, la vida es río.
Uno de esos torrente que lo alimentan, se llama Mentir, que nace en la Cordillera del Engaño, aparece muy pronto, y se va desarrollando poco a poco, hasta el punto formar grupos sociales bajo el principio de “ miento luego existo “.
Son los llamados Pinotxolistas, Pinotxoanos o Pinotxolantes.
El prefijo va en consonancia con la largura de la nariz, y el sufijo depende de la cualidad del grupo a que pertenece ( político, religioso, etc … ), y tienen en común el conquistar el poder y satisfacer su ego. Usan de la mas mística de las retóricas, de hablar pausado,
etc …… pero son mas falsos que Francisco I el Hidráulico bajo palio.
La coherencia y honestidad nos dicen que aquello que se encarcela con la palabra, debe de ser liberado con los hechos, traducido en que, los mensajes, discursos, …. deben de ir acompañados de políticas que los avalen, y claro, suelen hablar tanto, que es muy fácil aplicarles la máxima esa que dice “ quien mucho habla mucho miente “.
Se miran en el espejo del otro y ………. “ pues yo mas que tu “, …..y se llenan de contradictorias promesas, …………… vamos, que representan un insulto al mínimo nivel de inteligencia, ni siquiera se paran a pensar que el oyente no es imbécil,
¿¿ o si ¿?.
Hay un refrán que dice “ Antes se coje al mentiroso que al cojo “, ¡¡ joder ¡! vaya heroicidad, ¡¡¡ Si por cada 15 millones de mentirosos hay un cojo ¡!, con pendón de mi amigo “ paTa falla “.
Leo a Griban, mi amigo libanés y dice “ la mentira gana alguna vez, pero siempre acaba en suicidio “, ¡¡ ene ama ¡!, … ¡¡ quien va a oficiar el funeral si cada vez hay menos curas ¡! . Que mas da, si total van a ir al infierno.
Se suelen prodigar mucho en los medios de comunicación, prensa, radio y TV, parafernalias preparadas al efecto, ……..y son mas progresistas que el propio progreso.
Un consejo os doy, ¡¡ Dejadles que sean Pinotxos, pero por favor no seáis imbéciles ¡!
Amen

4 comentarios:

kanif dijo...

Y ahora el Kanif se pone profundo. ¿Se puede medrar sin la mentira? ¿Se puede acaso vivir? Hasta el león, agresivo y poderoso, es del color de la hierba seca de la sabana para ocultarse, y usa tretas para acercarse a la presa.
Y el ser humano ¿Podría sin mentir haber sobrevivido? No nos han criado con mentiras que nos han mantenido temerosos pero vivos.
¿No fingimos, engañamos o mentimos todos los días para mantener la convivencia?
Yo lo hago casi todos lo días.
Yo no creo que los políticos mientan más que nosotros; creo que sus mentiras influyen en más gente. A veces para bien, y otras para mal.

M i K e L dijo...

Cuando Kanif se pone serio y reflexivo, sus pláticas son dignas de aparecer en antena. Corto y contundente, colega, y estoy de acuerdo contigo casi al 100%.

El engaño, la mentira, es algo inherente no solo al género humano sino a muchos otros animales que basan su supervivencia en ella como bien apuntaba Kanif. Pero descendiendo a lo que nos toca de cerca, la entrada de javi parece que habla de esa mentira que duele y de la de los profesionales del engaño y parece que el autor está por la sinceridad. Y la pregunta es ¿sinceridad siempre y aunque duela?

A mi me suelen decir mucho eso, que me esté calladito y que no diga todas las verdades que se me ocurren porque nadie quiere saber que hoy tiene una cara horrorosa, que aunque se cree genial es vulgar o que no me interesa lo más mínimo lo que me está contando, y con la verdad no gano amigos. Así que la mentira piadosa, el engaño silencioso o la patraña graciosa pueden ser útiles. Útiles, que no moralmente adecuadas.

Que los políticos suelen ser unos mentirosos, bueno, les va en el sueldo y les regalan una hora de radio todos los sábados para que se entrenen, pero también miente el sindicalista que te dice que ya va a mirar lo tuyo con la patronal, el maestro que afirma que el niño lo que es "sólo un poco vago" cuando no tiene ni una neurona encendida, el médico que afirma que eso es un virus cuando no tiene NPI, y tantos otros que por aquí pululamos.

Frente a la mentira ¿sinceridad a ultranza? Ummm

Moli dijo...

Frente a la mentira, Mikel, ser integro/a, sin demasiadas palabras. Y en las palabras y en los gestos poner el corazón, aunque duela y nos duela, a veces. Casi siempre, si hay buen fondo, merece la pena.

sonia dijo...

Me gustaría tener el "mentidómetro", hay mentirijillas, mentiras, y fabulaciones preciosas que las oyes y dices:"!Qué imaginación tiene este Benedicto XVI!"
Por ejemplo,
más o menos...ya sabeís.

PD:
Prefiero callarme antes de mentir...
Creo que el silencio en ciertos momentos es el más elocuante de los dialogantes.

Javi: eres un poeta, y me gusta leerte así en largo trozo,la verdad.

PD2:
Non dago Furun?
Me doy cuenta que debí ser en alguna reencarnación perro pastor, siempre ando buscando a los ovejos perdidos ;-)
Balen..no se te ve tampoco...
Besos.