No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.(Marcus Fabis Quintiliano)

LA RIA PORTADORA DE VALORES ETERNOS

| 12.11.08
Dejaros de meditaciones transcendentales y disfrutar de la ría


“ Ete aquí questaba yo “
A la orilla de la ría
El cedazo en una mano
En la otra mano el candil
Repleta va la mochila
Pan, chorizo, queso,
Y tinto de Lagunilla
Con ilusión de llenarlo
El balde llevo colgando.
En la otra orilla
Cadagua e Ibaizabal se unen en un abrazo
Llevan su amor hasta El Abra
De cuyo fruto el Nervión de rio a ría, pasa
Luna nueva,
Sube la marea,
Temporal del norte
Con este tiempo
Han de subir
Las angulas por la izquierda
Noche de otoño
Oscura y fria
Hora, tras hora
Sumergir, emerger, bajar, subir,
Una, dos, y en esta tres,
¡¡ es la cría de la angula ¡!
De séquito acompañada,
Sambukillos y kiskisllas,
Y habitantes de la ría.
¡¡ hoy paso del kilo ¡!


Emen gatoz abeslari
Trikitixaren gidari
Doinu on bat eskeintzeko
Euskal Herri osoari

“ Ete aquí, questaba yo “
¡¡ soñando, coño, soñando ¡!

Las angulas a 2000 euros el kilo, ¿¿ la cultura consumista ¿?, prefiero hablar de la cultura de la ría, con perdón de los no lugareños ( Kanif and Cia. ), pero no de la industria, sino de aquellos que la han dado vida, o sea, los carabineros, contrabandistas, anguleros, boteros, gasolineros, gabarreros, taberneros, buzos, carboneros, estibadores, amarradores, …. etc., de los qyue se podríoa escribir la Biblia en verso.

A ver quien cuenta alguna historia de la ría.


15 comentarios:

kanif dijo...

No hay de qué disculparse, Javi: estaré encantado de leer las historias de la ria.
Un abrazo.

Triceratops dijo...

Ups! ¿historias de la ría? pues la verdad no conozco pero al igual que kanif estaré encantado de leerlas.

Un saludo

M i K e L dijo...

Voy a barrer un poco para casa. Porque la ría no sólo son las personas que hay en sus orillas, aquí tenéis sus últimos 15.000 años a nivel geológico en un estudio de Alex Zearreta:

http://tinyurl.com/6xrnm5

Vale, ya sé que no tiene que ver mucho con lo humano pero ya que no hemos dejado ni un solo centímetro natural, todo lo hemos canalizado y comercializado, una pequeña aportación a cómo era la ría sin nosotros. De esto ya hablamos en alguno de los blogs fenecidos, creo, y javi me dio datos sobre el monte ese que se cargó una inundación y que hacía que nuestra ría se fuera hasta Ikea y volviese por el Galindo.

La pregunta que siempre surge entre márgenes es ¿la ría nos une o nos separa?.

Elena dijo...

Ya me pedonareis pero no soy de la ria del ibaizabal, si no de la del oiartzu, y lo que si recuerdo de la ria es su olor pestilente por la papelera del elefante de Renteria, (donde se realizaba el papel prensa para todo el estado)y donde mi primer novio me llevaba a pescar... (yo tenía 15 años, no entendia, muy bien lo de, tener que estar en absoluto silencio, asi es que aquello no duro... y lo que me llama ahora la atención de los cauces fluviales es que en vez de rios tenemos canales... Todo muy bien canalizado, por si acaso... las inundaciones, pero luego llegan las lluvias y los rios tambien se salen... recuerdo haber cazado ratoncillos a la orilla de un regato del oria, mi primera esperiencia con la disección de bichos, que le llevo de cabeza a la bilogía...

sonia dijo...

Recuerdo un día furgonetas de la ertzaina cerca del puente de Hierro, el que se encuentra cerca del Puente de San Antón..buscaban a un hombre que se había tirado a la ría.
Dijeron que eran unos marroquiés que habían robado y uno de ellos se había tirado a la ría.
No veían nada.
Al final marcharon de allí.
El hombre, entre las vigas de madera aguantó hasta que empezó a subir la marea..y salió.
Luego contaron que había una especie de pasadizo entre alcantarillas y el entresijo de vigas de madera de algunos tramos de la ría.
Escondijo-ría.

Al pasar por el puente de Deusto, y al mismo tiempo pasar un autobús o camión, veía en un momento dado la ría, entre la brecha de las chapas de hierro del puente que se abría como una boca de Gargantúa, el puente de DEusto...sigo pensando que un día cederá y caeré en veriginoso vuelo.

Hace dos veranos ví a un hombre desnudo bañarse en la ría.Estaba ésta tan baja, que bajó por las escalerillas de piedra a la altura del Puente de la Merced, llegó a unas piedras y allí que se chapuceó.
Vino, de nuevo, la ertzaina y le mandó salir...
El hombre les invitaba a bañarse con él, pero ellos no estaban por la labor.

Ría, hombres, pasadizos, baños.

Cuando tengo un recuerdo que me pesa, voy y lo lanzo a la ría...

La ría llena de los recuerdos de todos.

kanif dijo...

Si no puede llorar... ría.

Imperativo dijo...

En el muelle de la Bendicta, tenían una chabola de madera los remeros de la trainera de la Iberia (también llamada la Hojalatera),donde guardaban los remos y la trainera.
En esta misma dársena se bañaba la chavalería, mientras unos se arriesgaban nadando para llegar a una boya que estaba casi en la mitad de la ria, otros saltaban de las proas de algunos barcos que esperaban su final en el desguace.El desguace, estaba en la esquina del actual paseo que va a Portu, allí, el olor a hierro fundido y a grasa quemada con el color brillante de las chispas del soplete formaban parte del paisaje.
Mas arriba en Olabeaga el gasolino cruzaba lleno de chicas que acudían a trabajar sobre todo a la galletera.

balen dijo...

Yo, de chaval, cuando me levantaba lo primero que hacía era abrir la cortina para comprobar que la Ría seguía ahí.
La he visto mansa, embravecida, desbordada,... desbordada en varias ocasiones, no sólo en el 83.
También he visto varias tragedias, cuando la gente desesperada utilizada los puentes de La Merced o el de Hierro.
La he visto sucia, muy sucia y sucísima. En este sentido, afortunadamente todo ha cambiado y ahora hasta me hace gracia ver toda la fauna que hay. (Bueno, ya sé, ahora ya casi no hay angulas...)
Y creo que durante la república a algún 'listo' se le ocurrió la idea de taparla. Okurrensias.

M i K e L dijo...

El autor dice en su título que la ría es portadora de valores eternos y puede que así sea, pero yo en mi infancia los llamaba de otra forma: chorongos, ramajos, pestilencia, mierda en bote, contaminación, color caca, desierto de vida...

Puede que aquellos primeros pobladores de Bilbao viesen desde Malmasín una maravilla de estuario, con una ría serpenteando aquí y allá, dejando bonitos meandros, playas muy alejadas de la costa y marismas por doquier, pero estos doscientos últimos años, igual alguno más, lo que le hemos hecho a la ría tiene un nombre, pero es muy feo para ponerlo en un blog al que tengo tanto cariño.

Nos quejamos amargamente cuando se sale, pero es que se lleva saliendo milenios.

Nos lamentamos de los pocos puentes que unen sus márgenes y de las terribles vueltas que hay que dar, pero eso ya estaba así hace 10.000 años.

Creemos que lo podemos todo, que debemos enderezar cauces, construir compuertas, muelles y que subiendo defensas de hormigón tenemos asegurado el futuro pero somos unos ingenuos. Como en el 83, como en tantas ocasiones a lo largo de la historia, la ría se volverá a salir y una malhadada marea nos inundará todo nuestra riqueza.

Somos orgullosos y estúpidos que creemos que en la máxima evangélica aquella de "Creced y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla", y así nos va.

Mis respetos a los carabineros, contrabandistas, anguleros, boteros, gasolineros, gabarreros, taberneros, buzos, carboneros, estibadores, amarradores y demás Homo sapiens sapiens que forjaron su vida a orillas del Nerbión-Kadagua-Ibaizabal, pero hasta ahí. No me pidáis más porque creo más en la fuerza de la Naturaleza que en la del género humano, tan dado él a medir las cosas en forma de "dominio", "dinero" y "orgullo". Malos tiempos para la lírica!

sonia dijo...

Dicen que por estas tierras usamos mucho las formas verbales tales que : podría, querría, iría..y todas las formas verbales acabadas en " ría" .

Ahora sé.

javi dijo...

Recuerdo de chaval que había dos empresas, Saema y La Aeronautica, del sector maderero. Los barcos traían la madera de Guinea, y a veces atracaban en la orilla izquierda, en Zorroza.
Entre los troncos de madera solían venir cocos, y, pues nada, ¡¡ a por los cocos ¡!.
Si el barco estaba en Zorroza, nadábamos hasta la otra orilla, y si estaba en Elorrieta
Y siempre con la complicidad de algún trabajador, Manolo el de la grúa, subíamos a bordo y ¡¡ a robar cocos ¡!.
Confieso que hubo algún tiempo en el que nos volvíamos locos buscando monos. Inocente infancia.
En las charcas de lo que hoy es el canal de Deusto cogiamos angulas y kiskillas a tutiple.
Los bocadillos de kiskilla con angulas que me he merendado !!!
Y de los confesos amores a la orrilla de la ria, ¿¿ ene ama ??

Moli dijo...

Jaio si te paseas por aquí, nos "pod-rías" decir mucho y contar más. Sal al balcón, morena, la tienes bien cerca...Muxuak.

M i K e L dijo...

Pero no lo va a decir nadie?

La ría trajo a los campeones del Athletic un par de años seguidos. Latxaga, Murua... ¿no estamos a lo que estamos?

M i K e L dijo...

Entre las angulitas
había un pez gordo

Arrimamos el farol...
y era un MOCORDO
así de grande
y así de gordo.

También en la RÍA!

javi dijo...

Por el rio Nervion
bajaba una gabarra
rumbalarumbalarum
con once jugadores del club atxuritarra
rumbalarumbalarum
balarumba del cañon.
Sonia decirte que las ratas dela ria eran grises y no negras, por eso los bilbainos nos savamos de la peste. Esta es cojonuda !!.
¿¿ Quien no ha tenido un reloj Seiko o un radio cassete de contrabando ??.
Y tabaco ???