No es tan dañoso oír lo superficial como dejar de oír lo necesario.(Marcus Fabis Quintiliano)

Los sindicalistas son trabajadores... o así.

| 29.10.08
Si investigamos entre los parlamentarios de los diversos grupos políticos progresistas (la patronal de derechas no tiene sindicalistas sensu estricto), veremos que muchos de ellos han sido sindicalistas, o sea, que serlo parece un estado larvario de político. Hasta ahí bien. Vamos a hacer un somero listado: Nicolas Redondo, Antonio Gutierrez, Corcuera, Rosa Díez (sí, ella también), Dimas Sañudo y supongo que muchos del PNV han pasado antes por ELA. Umm... del duro trabajo de a pie al Parlamento o a altos cargos de la empresa pública o privada... ummm... Seguimos.

En casi todas las empresas de tamaño mediano, el "enlace sindical" suele tener una aureola que va desde "el que tiene contactos" a "el que se escaquea siempre que puede" pasando por "el jeta tipo el pequeñajo de Camera café". En empresas medianas y semi-públicas como las de los transportes, se han dado ascensiones meteóricas en el escalafón gracias a su condición de "enlace"; en otras muchas empresas de esas que trabajan a turnos, los sindicalistas rara vez son de la partida de los que pringan a las noches; en otras son los intocables, los que jamás sufrirán un cambio de sección o turno, quizá por lo antes apuntado: "tienen contactos". A veces ocurren cosas curiosas como la que hemos vivido en los autobuses de Bilbao. Meses de paros, huelgas, sabotajes, posturas muy duras e inamovibles y de repente, por la firma de un preacuerdo que no compromete a nada a la patronal ni al ayuntamiento, todo miel sobre hojuelas con los enlaces intentando explicar lo inexplicable.

No niego que haya gente maja que haga mucho y bien por sus compañeros, que se crea lo que hace y tenga sentido de la lucha obrera, pero me voy a hacer sangre en la lengua si no pongo la frase: "son la excepción que confirma la regla".

Después de tanta mala baba he de decir que estoy sindicado, que me han ofrecido varias veces trabajar de liberado en el sindi y que considero que el sindicalismo en imprescindible para un mejor reparto de la riqueza y para mejorar las condiciones laborales de la clase obrera. La prueba del nueve es comparar lo que ocurre en países con sindicatos fuertes como Alemania, y los USA donde hay empresas que tienen reprimida la sindicación: condiciones obreras y servicios sociales totalmente diferentes. O lo que ocurre en otros países del cono sur americano donde serlo es tener papeletas para un tiro.

Por último, ser "enlace" en una empresa pequeña puede ser algo cercano a la heroicidad, pero en las medianas y grandes abundan los caraduras que se toman "horas sindicales" para pasear por el monte, por no hablar de los sindicatos como las correas de transmisión de los partidos matriz.

Y ahora, sindicalistas tipo javi, a collejarme a conciencia... que es para pasarlo bien que diría Tamariz. Algunos otros seguro que tenéis anécdotas jugosas sobre los "enlaces sindicales" cercanos.

22 comentarios:

javi dijo...

La regla:

" ....... esa gente maja que hace mucho y bien por sus compañeros ".

La excepción es todo lo demás que expones, por cierto tendrías que haber conocido a la Rosa Diez, vestida con sus pogres vaqueros.
Mañana te va una cojonuda, hoy no tengo tiempo.
Solo corregirte una cosa, y es que muy poco sabes de sindicalismo cuando al delegado sindical o miembro del comité le llamas
" enlace ", esta terminología es FRANQUISTA.
Los enlaces sindicales son del SINDICATO VERTICAL y creo que ahí te has quedado.
Con todo decirte que te veo muy mejorado en la foto.

M i K e L dijo...

Oye, javi pandero, que lo de enlace se sigue usando en infinidad de empresas, y si no pregunta, pregunta... Pero claro, en vuestra jaula de cristal, en "la sede", no utilizáis terminología sospechosa por lo que podrían comentar los "camaradas" del sindicato. Ah, no... que eso es terminología estalinista...

Y no tendrás tiempo porque tienes que ir a entrenar a aficonados fogosos, o a ver a los millonarios en calzoncillos a San Mamés o Lasesarre, o a algo que tenga que ver con ese fluir que da el ser "enlace sindical" y aficionado sutsua del Athletic. Veremos cuántos de los que nos leen han oído lo de "enlace" fuera del contexto de las bodas.

NoPuesNo dijo...

Los sindicatos son una antigualla, un residuo del pasado.
El sindicalismo decente acabó por estos pagos en los primeros años tras la muerte de Franco. Desde las crisis de los 80-90, se convirtieron en el tonto útil de los patronos.
Todos esos personajillos que describes existen, efectivamente, pero también porque el resto de los trabajadores no se moja no debajo de la ducha. Son ovejas que prefieren dejarse llevar por el que tiene labia.
Para más inri, en Euskadi, los sindicatos juegan a ser partidos políticos y prefieren luchar por las patrias vascas o española, pasando un congo de los currelas.

Marieta dijo...

Me da que lo de los matices no es el fuerte de nuestro gruñoncete.
¿Hablamos de sindicalistas o de dirigentes sindicales? ¿Hablamos de sindicatos “mayoritarios” (o sea sucursales del Ministerio o de las Consejerías de trabajo), o de sindicatos peleones en los que los currelas cuando acaban su trabajo se van a dar el callo por la cara y se dejan el lomo no precisamente en mesas de negociación en las que compadrean con la patronal, sino currando para ayudar a los sin papeles, a los parados, a los despedidos…?
Si se trata de dirigentes sindicales, de sindicatos mayoritarios ya sea en sus cúpulas o en las secciones sindicales de las grandes empresas, entonces tiendo a dar la razón a Mikel, los intereses que defienden están demasiado envenenados, la supervivencia de su tinglado depende de las subvenciones y de lo bien que jueguen el papel conciliador que han asumido a la perfección.
Pero también hay un montón de gente luchadora que merece la pena; es más, incluso en sindicatos de esos tan burrocratizados hay mucha gente maja (casi toda por abajo y alguna excepción por arriba). Gracias a esa gente, aun vale la pena.
Por cierto, he estado treinta años afiliada a CC.OO., de jovencita fui sindicalera del metal (corriente minoritaria, siempre), después seguí afiliada pero ya en plan “socia”, excepto en momentos concretos que había que hacer piña. Muchas veces pensé en borrarme por asco puro y duro que me daba la política de Comisiones, lo fui dejando hasta que me dio la vomitona y me pasé a la CGT porque creo que hay que estar sindicada, aunque no ejerzo.

sonia dijo...

Echo en falta a Vizcaíno, lo siento pero no consigo centrarme en el sindicalismo, ni en nada.
Echo de menos sus frases, sus ironías sus metáforas, sus paradojas.
Sus agilidades saltando de frase a frase, vajando por el tobogan de cualquier idea que se cruza de aquí o allá.
Me voy a llorar a mi blog

Javier Vizcaíno dijo...

Sonia!!!
¿Qué es eso de echar de menos a alguien que ESTÁ AQUÍ?
Joer!!! De hecho, firmo palabra por palabra, sobrada por sobrada, lo que ha escrito Mikel. Y dos huevos duros.
Lamentablemente, lo que dice nuestro noviolento gurú también es la regla y no la excepción.
Todos quisiéramos que fuera al contrario, pero la realidad nos desmiente en cada negociación, en cada convenio.
Una vez hablé con un empresario cabreadísimo con razón porque las exigencias sindicales habían acabado perjudicando gravemente a tres cuartas partes de una plantilla.
Otro, un tío cojonudo, me contó desolado que el comité de empresa le había echado para atrás el proyecto de poner un servicio de guardería alegando que no era sano que los niños se criaran cerca del trabajo de sus madres y padres. Sobre doscientos trabajadores, sólo treinta habían elegido al tal comité...

Moli dijo...

"anécdota":
---- extracto del comunicado de LAB (en representación de comité)a los partidos políticos de Sestao----
Desde LAB exigimos al equipo de gobierno:
primero- un cambio serio en su política laboral, readmitiendo a las trabajadoras y trabajadores que se han visto afectados por despidos, siempre tan injusto y tráumáticos, sin que tengan que verse obligados a acudir a los tribunales, para, con un poco de suerte, obtener lo que es su derecho.
segundo- exigir la responsabilidad de quien toma estas decisiones y despilfarra el dinero público, cometiendo estos atropellos contra los trabajadores, así como exigir responsabilidades a quienes con su silencio lo permiten
¡¡¡NO MÁS DESPIDOS!!!
Lo que necesita este pueblo es empleo digno y de calidad.
¡¡¡READMISIÓN YA!!!

Llamadas de quien es y no es mi sindicato:" ¿qué tal estás?, ánimo, ya sabemos todo, no hay derecho, es una pena para Sestao"...Siempre personas que son de uno u otro y que se creen lo que hacen fallando a veces y acertando otras, sin ver tanto afiliado y más trabajador. El resto, como en otros ámbitos, entrando en la metamorfosis lenta del corrupto.
Me creo las personas, los grupos, a veces.
Un gesto que aplaudo, por que descubre y se irá descubriendo por si misma la realidad, ya llegará. Ahora, no habrá cambios, seguro.

sonia dijo...

No es lo mismo, JaviV.
Echo de menos tus escritos,sólo eso.
Escrutaré cada una de las alubias de tu cocidito.
besos.

el jukebox dijo...

A estas alturas, los sindicalistas son un poco como los seguratas: su trabajo es estar ahí, sin hacer gran cosa. En plan preventivo, para evitar males mayores.

M i K e L dijo...

Hala lo que ha dicho el JUKEBOX!!!

Y luego el gruñón soy yo... que lo soy.

Javi, ven a alumbrarnos con tu sapiencia sindical... o calla para siempre.

javi dijo...

Jekebox !!!, te sorprenderías enormemente si conocieras la cantidad de trabajadores despedidos, ninguneados, marginados, presionados, amenazados, perseguidos, ..... que hay por ejercer una labor sindical.
Te podría hablar hasta de suicidios, con nombre y apellidos.
Un respeto.
¿¿ Seguratas ??, esos son los no hacen ni un paro, huelga, manifestación, ... etc, VAN A LO SEGURO, o sea verdaderos sanguijuelas, que luego se apuntan a los logros conseguidos por el sacrificio de sus compañeros.
De un conjunto de cientos de miles de sindicalistas/sindicados, contempláis como ejemplo, precisamente los que dan mal ejemplo.

Solidaridad de clase ???. ¿¿ Que cojones es esto ??.
Yo ante tanto sanguijuela lo tengo claro:
Que las condiciones de trabajo lo negocien las secciones sindicales con la empresa y solo se apliquen a sus afiliados, los individualistas sanguijuelas, que negocien solitos con su patrón.
¿Sindicato ?, CONFEDERACION de trabajadores organizados sectorial Y territorialmente, en sectores produtivos E INTERPROFESIONALES
( pueblos, comarcas, ..... ).
Ante esto hay organizaciones, generalmente de profesionales, herederos de los antiguos colegios franquistas ( profesores, enfermertas, medicos, ... ), ¡¡ SI NO ESTAS COLEGIADO NO TRABAJAS !!que se organizan y a su organizacion la llaman sindicato. ¡¡ Pues no !!, un sindicato es confederal, y ¿¿ que les une a estos sres. con un trabajador del metal ??. Corporativismo puro y duro o sea amarillismo.
Y para no distorsionar la historia, a cada cosa por su nombre:
Los enlaces sindicales son FRANQUISTAS !!
También el término Euskadi es sabiniano, y abarca a 7 Herrialdes, y resulta que ahora se lo apropian los antisabinianos que practican, bajo esa denominacion, política en tres provincias.
Coherancia por favor.
Y mas y mas y mucho mas .....

kanif dijo...

Javi, mis respetos; eres la hostia, y tienes un discurso arrollador y coherente. no conozco el mundillo sindical así que no voy a opinar, pero es un placer tenerte en este foro. Me tomaría unas cañas contigo en cual quier momento para aprender.

MQPros: Si la quedada Donostiarra se retrasa, me gustaría que nos juntásemos en Bilbo para celebrar el cierre del otro y el advenimiento de este blog, que ha sido como la "Caída y auge de Reginald Perrin" serie mítica, que se me viene a la cabeza ahora, porque estoy como estoy...

el jukebox dijo...

Hola, Javi

Dices: "te sorprenderías enormemente si conocieras la cantidad de trabajadores despedidos, ninguneados, marginados, presionados, amenazados, perseguidos". En realidad, no. Lo que sí que me sorprendería enormemente es que uno de ellos fuera el 'enlace' o lo que sea sindical. La vigencia de toda esa ristra de abusos en empresas con potentes comités de empresa prueba su inoperancia. Y no digamos ya la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres, denunciada cada año con perfecto descaro por los propios sindicatos que la permiten.
Como trabajador, me encantaría que no fuera así, pero como dijo Marx -o quizás Engels-, "la realidad lo es todo".

JV dijo...

Son ciertas las cosas que dice Javi... pero, con todo su dramatismo, siguen siendo excepcionales.
De todos modos, vuelvo a lo que comentamos sobre la responsabilidad: si los trabajadores no hacen nada por cambiar esa situación, también son responsables de ella. Antes, en las empresas puteaba el patrón; ahora, además, el comité.
Conste que tanto antes como ahora había excepciones y que no todos los patrones putean ni tampoco lo hacen todos los comités.

Itxina dijo...

Hacia mediados de los 90, cuando se regularon las ETT, yo tenía contrato con una pseudoETT. Por aquel entonces la «lucha» de los indicatos era por las «35 horas». Hoy, casi 15 años después esos mismos sindicatos «denuncian la precariedad laboral» mientras a nuestro alrededor se habla de las 60 horas semanales.
Lo siento pero hoy es el día en que cuando se habla de precariedad me pregunto si estaríamos así si por entonces los sindicatos hubieran «luchado» contra la precariedad que se estaba regulando ante sus narices. Ya ni siquiera es necesaria una ETT ya que son las propias empresas las que llaman un día a alguien para ir a trabajar al día siguiente y en dos días lo vuelven a mandar a casa.
Saludos a todos en este nuevo blog

M i K e L dijo...

Un inciso: Marieta Benvingut, Ongi etorri. Anímate y pon tú un post que nos afile los dientes... aún más.

Algo sobre cómo se nos ve desde ahí fuera estaría bien, pero con cañita gruñona para repartir las leches.

Mua!

Ah. Balen también va a aparecer que nos hemos visto en las 3D.

M i K e L dijo...

Anda, y Triceratops también es un editor de este engendro. Ongi etorri!!!

Triceratops dijo...

Pues da para mucho este tema, cada uno tiene sus experiencias en el ámbito sindical y además lo de "boca oreja" que funciona de PM en este país (ahora además puedes decir que lo leíste en un blog).

Reconozco que lo mío no es el sindicalismo, siempre he pensado que nadie va a ser capaz de defender mi problema si yo no he sido capaz de defenderlo ante mi jefe. El haber trabajado siempre en empresas pequeñas me ha ayudado a mantener esta postura.

Reconozco que los sindicatos están plagados de gente convencida de la lucha sindical, gente que dedica su tiempo desinteresadamente, lamentablemente son los menos y casi siempre los que empiezan en el sindicato, los de abajo.

Anécdota: la única vez que apoye un sindicato fui defraudado hasta la médula.
Ocurrió en las huelgas estudiantiles de finales de los 80, se protestaba contra la LOSE, los bachilleratos experimentales, etc, etc, etc,... (lo de siempre con las leyes en materia de educación de este país); los estudiantes dejamos las aulas durante meses (a muchos les costo sus estudios), acudimos a las manifestaciones y el final de aquella "lucha" terminó con la aprobación de la ley, el regreso a las aulas para finalizar un curso "en blanco" y con los representantes sindicales de los estudiantes incluidos en las listas electorales del partido político de turno.

Un saludo

Moli dijo...

Sonia: ya está. El correo de Gloria gloriamontobbio@hotmail.com. Luego, por teléfono, si os parece. Las dos vais a tener mucha suerte. Abrazos.

gentemqp dijo...

Ya somos 10 los que podemos redactar Entradas en este blog (9 y el administrador), así que esto se anima. Ahora son los escribientes los que tienen que estrujarse los magines y poner un post adecuado para la pelea dialéctica, o para contar algo jugosos, sin más. Por cierto, ¿nadie va a poner uno de la bomba en la Universidad? Jo, qué difícil es decir algo nuevo en un tema tan viejo.

El blog es vuestro. Eutsi gogor!

Por cierto, los contadores dicen que esto se está poblando: MQPzaleak ya sale hasta en Google!

JV dijo...

Transcribo directamente de La Voz de Galicia:
«En aras de evitar la existencia de un mayor excedente» de trabajadores y por la «necesidad de realizar un replanteamiento del modelo organizativo» ante la «progresiva reducción del ritmo de crecimiento del mercado» de las telecomunicaciones, Telefónica acaba de aprobar un expediente de regulación de empleo (ERE) que dejará en la calle a 500 trabajadores de su filial de móviles. El entrecomillado anterior se corresponde con los argumentos que ha dado la primera empresa española no financiera para firmar, junto a las centrales UGT y Sindicato de Trabajadores de Comunicaciones, un plan de ajuste laboral que por primera vez contempla prejubilaciones a partir de los 48 años.

¿Se entera o no se entera la clase obrera?

javi dijo...

Sin dar siglas, digo y se lo que digo, y por lo tanto afirmo, que las relaciones sociales de producción, en esa multinacional, son " simbioticas ", o sea habitan en simbiosis, o sea, que se asocian organismos de distintas especies para cohabitar y así se favorecen mutuamente su desarrollo.
Espero que se entienda, al que no se lo cuento al oido.
Y todo empezó cuando el socialista Sr. Gonzalez, allá por el 1982, ganó las elecciones e implantó su socialismo en el Estado.
Lo primero que hizo comenzar a privatizar la Compañia Telefónica Nacional de España.
Sobre la noticia de la Voz gallega decir que creo que está incompleta, no me cuadran ciertas siglas.
Salud, y mañana a setas escuchando MQP.
Primicia ¿¿¿ Os acordáis del teléfono erótico ???,
Si, si, si, aquel de facturaba miles y miles de ptas., y si no pagabas te cortaban el teléfono.
¿¿ A que no sabéis de quien era la empresa y donde estaba ubicada ??.
A ver quien da mas.